Columnas, Columnas Anteriores, Destacado, Inicio
Dejar un comentario

Sobre el aborto en Argentina. ¿El juego de la soga? Parte I

por Carolina Mazzaferro

La pelotita que divide la soga en dos cruza a nuestro lado de la cancha pero aún los miembros del equipo contrario permanecen del otro lado. La línea cruza a su lado, por ahora tienen más fuerza. Así jugamos las mujeres desde hace diez años —siempre del otro lado—cuando se lanzó el 28 de mayo de 2005 la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito decidida por más de 20.000 mujeres reunidas en el XIX Encuentro Nacional de Mujeres realizado en Mendoza en 2004. El proyecto de ley se presentó en el 2007.

Los números dan miedo, han pasado diez años y aún nada: ¿Cuántas mujeres han muerto por realizarse abortos clandestinos en lugares de mala muerte en 3650 días? Según estadísticas oficiales mueren por año aprox. 100 mujeres por prácticas de abortos clandestinos e inseguros, ¿cuántas mujeres más tienen que morir para que todxs nos declaremos feministas de una vez por todas?

Me ha sucedido de encontrarme con papelitos pegados en los colectivos o en los postes de luz con una inscripción muy interesante “¿estás pensando en abortar? nosotros te podemos ayudar” y cuando disco esos números del otro lado atiende una organización pro vida que, aprovechándose de tu fragilidad y miedo, buscan convencerte que el aborto no es la solución.

Mi educación fue laica. Por lo tanto, casi toda mi vida la pasé en una burbuja en la cual no existieron muchxs religiosxs. Si no hubiese explotado esta al salir al mundo, tal vez continuaría sin comprender porqué un proyecto de ley tan consistente tiene tantas trabas para legalizarse: ¿de verdad había estado tan ciega y existía un número tan grande de jóvenxs “pro-vida” en mi generación? Siempre creí que la juventud es el futuro, ¿en qué futuro continuaremos perpetuando una religión en la que desde el vamos la mujer es vista como una parte del hombre? Digan lo que quieran, que creen en Dios pero no en la iglesia, que estoy siendo irrespetuosa pero tampoco me importa si el cristianismo no es respetuoso conmigo: “Ha sido el cristianismo el que ha trastocado en este aspecto la ideas morales, al dotar de un alma al embrión; entonces el aborto se convirtió en un crimen contra el feto mismo” dijo Simone de Beauvoir en el Segundo Sexo en 1948. Pero sigo sin comprender: en la década del ’50 hablar del aborto era revolucionario pero, ¿en el año 2015? ¿Que el aborto aún sea considerado como “un delito contra la vida” dentro del Código Penal Argentino? ¿En un país que se jacta en su constitución de garantizar la libertad de culto?

En mi secundaria, solo tenía dos compañeras cristianas que estaban en contra del aborto. Para nosotrxs, cuando se generaba un debate, ellas eran ‘las raritas’. Pero hoy día, luego de una pregunta realizada por una docente en una clase de Historia dentro de mi universidad, pude constatar que casi tres cuartas partes del aula respondió que creían en Dios. Y según una encuesta realizada por el CONICET, más del 90% de la población argentina también.

Pero el problema no es creer en Dios. El problema es no permitir que nadie piense por nosotrxs. Escondido bajo los “no sé mucho del tema, así que no opino” de muchas jóvenes de 15 años está el quid de la cuestión… ¿Que no sabes del tema? No pueden decirme que jamás tuvieron miedo de lo que ocurriría si el método anticonceptivo que utilizan llegase a fallar. Con 15 años, dudo que sean muchas las que preferirian pasar por un embarazo antes que por un aborto. ¿Dónde está la libertad de cultos? En mi religión el aborto no es un crimen, entonces ¿por qué no podemos tener la opción de elegir? Yo no hubiera querido tener que comprarme tres talles más del uniforme escolar. Pero claro, hay muchísimas otras mujeres más hipócritas de lo que soy yo —que le hubiera rogado a mi papá que pague los miles de pesos que cuesta un aborto clandestino en una clínica privada— que llegada la ocasión, habrían hecho lo mismo.

Entonces, el aborto jamás va a dejar de existir. Pero es un negocio perfecto e inmundo en el que se lucra con nuestros cuerpos. Porque si vivimos una sociedad que se maneja con leyes y nosotras mismas no tenemos el control de nuestro cuerpo según estas dichosas leyes, lucrar con esta falta, es un delito.

Pero, ¿qué pasa con las mujeres que no tienen posibilidad de acceder al bolsillo de papá? ¿qué pasa con las mujeres que no tienen miles de pesos para invertir en un aborto?

Con la legalización, no incrementaría el número de abortos sino que disminuiría el número de muertes. La Campaña es clarísima: “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”. Clarísima. “La legalización no obliga a nadie a practicarlo, por el contrario, garantiza condiciones sanitarias dignas, seguras y gratuitas para todas las mujeres que deciden interrumpir un embarazo. Así como reconoce la plena autoridad, la capacidad y el derecho de las mujeres para resolver el dilema de un embarazo no deseado y no ser sometidas a una maternidad forzada.”

Ninguna feminista está intentando convencer a NADIE de que practique un aborto pero, ¿y el otro lado como acciona? Me ha sucedido de encontrarme con papelitos pegados en los colectivos o en los postes de luz con una inscripción muy interesante “¿estás pensando en abortar? nosotros te podemos ayudar” y cuando disco esos números del otro lado atiende una organización pro vida que, aprovechándose de tu fragilidad y miedo, buscan convencerte que el aborto no es la solución.

Deberíamos poder ver que eso es delito: jugar con la inseguridad de una mujer que no sabe qué hacer, la manipulación de la información, el lucrar con la imposibilidad. Pero, ¿que todas las mujeres puedan ejercer derecho sobre SU cuerpo? Aún no lo comprendo.

Fuentes:

http://www.abortolegal.com.ar
http://www.despenalizacion.org.ar/aborto-argentina.html
http://www.argentina.gob.ar
http://www.infobae.com
http://www.pagina12.com.ar
http://www.lanacion.com.ar
http://es.wikipedia.org/wiki/Aborto_en_Argentina
http://es.wikipedia.org/wiki/Juego_de_la_soga

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s