Destacado, Inicio, Relatos
Comments 2

Bonita pero no pendeja

por Yudy Montoya, publicado originalmente en su blog

El ser ¨bonita¨ generalmente esta ligado a la manera superficial en la que se evalúa el físico bajo un estándar de prototipos establecidos principalmente por los medios de comunicación, aunque hay quienes van más allá y captan la belleza que descubren en el interior, la que sobre sale en la fuerza y el talante de una mujer, en su modo particular de concebir el mundo que la rodea y por su puesto en la sensualidad que, a veces desbordada en otras más reservada, sale a flote cuando a la hora de encantar serpientes se trata. Nos guste o no, lo aprobemos o no, solemos estar sometidas a todo tipo de evaluaciones tanto por hombres como por las mismas mujeres, el problema real es cuando después del  ¨examen¨ somos ¨clasificadas¨ bajo los estándares de ¨bonitas¨. Pues una de las características de aquel prototipo, es que son brutas y que están donde están por palancas o por ¨hacer favores¨. Entonces ¿puede la belleza física ser un inconveniente?

 El en año 2012, una chica de México salió a las calles a participar de la marcha anti-Peña Nieto, actual presidente de este país, con una pancarta que decía: ¨Soy bonita pero no pendeja AntiPRI¨. En protesta a los comentarios que surgieron sobre que el público femenino votaría por él por considerarlo un hombre ¨guapo¨. ¿Hasta donde ha llegado la estigmatización? ¿El hecho de ser mujeres, bonitas o no, nos hace seres no pensantes? ¿Por qué en el imaginario colectivo se posicionó la idea de que las mujeres lindas son brutas?

Sea cual sea el análisis que se le haga, la belleza física puede llegar a ser un inconveniente que prime sobre lo que llevamos en la cabeza y no me refiero precisamente al moño. Aunque de manera apresurada y facilista tratemos de voltear aquella frase de ¨es mejor ser rico que pobre¨ diciendo que ¨es mejor ser bonita que fea¨, hoy quiero hablar sobre lo incómodo o conflictivo que puede resultar ser una mujer ¨bonita¨.

El en año 2012, una chica de México salió a las calles a participar de la marcha anti-Peña Nieto, actual presidente de ese país, con una pancarta que decía: ¨Soy bonita pero no pendeja AntiPRI¨, esto en protesta a los comentarios que surgieron sobre que el público femenino votarían por él por considerarse un hombre ¨guapo¨. ¿Hasta donde ha llegado la estigmatización? ¿El hecho de ser mujeres, bonitas o no bonitas, nos hace seres no pensantes? ¿Por qué en el imaginario del común se posicionó la idea de que las mujeres lindas son brutas?

A la primera explicación que recurro es a los bochornosos momentos con los que hemos gozado viendo a las reinas y sus ¨creativas¨ respuestas en los certámenes de belleza, para lo cual es razonable pensar que eso les sucede por dedicar más tiempo a su aspecto físico y poco a sus conocimientos e intereses culturales. Pero más allá de que las reinas de belleza en varias ocasiones nos hayan dejado mal paradas, no podemos seguir pensando que por ser mujeres lindas son poco pensantes o que no les interesan temas intelectuales o políticos.

En mi caso, también he sentido esta estigmatización. Mi trabajo esta directamente relacionado con la política y problemáticas que vive mi país, en un entorno que exige mucho estudio y análisis. Soy comunicadora social –periodista– y desempeño varias funciones (redacción, manejo de redes sociales y realización audiovisual). Las demás chicas de este entorno han asumido posturas políticas respetables en cuanto a su aspecto y actuar como mujer. Algunas no invierten mucho dinero en ropa, no se maquillan, llevan desordenado o pintado su cabello, se tatúan y usan piercing o expansiones. Otras, no tan extremas, optan por usar sólo lo que necesitan y no dedican mucho tiempo a su aspecto físico, aunque también hay algunas pocas que tratan de producirse un poco más pero nada que les quite mucho tiempo en sus actividades diarias. Yo en cambio, soy una mujer un poco más vanidosa, me encanta el color rosa, la ropa y los zapatos. Llevo mi cabello muy largo y considero que tengo unos ojos que se prestan para darles una buena pintadita de vez cuando. Además trato de cuidar mi alimentación, e ir al gimnasio, no sólo para tener una buena figura, también me preocupa mi salud. Pero de igual manera, dedico tiempo a leer temas de interés no solo personal, también políticos y sociales, participo de eventos académicos y culturales. Soy muy crítica y sensible a mi entorno.

Entonces, ¿esto es motivo para que duden de mis capacidades y de mi preparación para desempeñar mi profesión y otras actividades políticas? En varios espacios de trabajo y con varios compañeros y compañeras he sentido que dudan de mis alcances, mi proceso de preparación que va más allá de mi academia y creo que consideran que el lugar que ocupo en esta organización se debe a recomendaciones o favores personales. ¡Pues no es así compañerxs! Aquí esta la mujer ¨bonita¨ que les ha hecho ganar casi 2000 seguidores en su cuenta de twitter en 2 meses, la que escribe sus artículos con un buen alcance de visitas en la pagina web, la que genera ideas para posicionar a su organización en la opinión pública, la que tiene muchas iniciativas que necesitan más confianza por parte de ustedes.

Así que dejemos de juzgar por un aspecto físico, hombres dejen de ver a las mujeres como un pedazo de carne sin raciocinio, y mujeres no se sientan amenazadas, que por el hecho de optar por darle demasiada o poca importancia al aspecto físico, no quiere decir que no se pueda trabajar hombro a hombro por unos ideales o metas comunes. La inteligencia nada tiene que ver con una imagen, así que como a todxs nos toca, demostremos de que estamos hechxs, y todas las capacidades que tenemos quienes nos hemos preparado para afrontar un mundo machista y superficial.

Soy pensante, ¡soy ¨bonita¨ pero no pendeja!

2 Comments

  1. Anónimo says

    Hay un dicho que dice así “Ser bonito no es tan bonito” y creo que hace alusión a este texto, ya que Ser bonito no quiere decir que uno sea “siempre bueno” sino que la belleza se debe asociar a una persona con convicción, con opinión, con valoración sel self en una forma integral…en cortas palabras “bonita pero siempre inteligente”

  2. Mi abuela decía a veces “La suerte de la fea, la bonita la desea.” Era una mujer bellísima, así que sabía muy bien de lo que hablaba. Lo peor de todo es que es muy complejo hablar sobre las dificultades que el ser bonita puede traer a una mujer. Me refiero a si eres el sujeto en cuestión, por la obligación social de ser modesta. Apoyo el lema “Bonita pero no pendeja.”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s