Columnas, Columnas Anteriores, Inicio
Comments 2

Pornovenganza

por María Cecilia Rivera

Hace algunos años atrás un vídeo íntimo de Kim Kardashian se filtró en diversos sitios y portales, el video fue subido a internet por una ex pareja sin su consentimiento. A partir de este hecho, lo más seguro es que la primera reacción de la mayoría de las personas fue decir algo así como: “bueno, ella misma se lo buscó, porque sube ese tipo de fotos a instagram o aparece desnuda en portadas de revistas”, y al final del día esto no termina siendo más que simple farándula.

E

l problema es que esto no es algo que pase sólo entre famosillos (as). No, esto pasa todos los días entre nosotros (as) mortales comunes y corrientes. No es tan inusual saber de alguien o ver a alguien angustiada (o) porque una ex pareja publicó o amenaza con publicar fotos o vídeos íntimos después del término de una relación de tipo amorosa. A esta práctica se le conoce como “porno venganza”, y consiste en que la persona “despechada” busca humillar al (a la) otro (a) para “hacerle pagar” por el abandono o utiliza este material como chantaje para evitar el fin de la relación.

A primera vista se podría pensar que las víctimas podrían formar parte de ambos géneros pero un estudio realizado por la Universidad de Michigan señala que en el 90% de los casos las víctimas son mujeres, por lo tanto estamos frente a una nueva forma de violencia de género.

A primera vista se podría pensar que las víctimas podrían formar parte de ambos géneros pero un estudio realizado por la Universidad de Michigan señala que en el 90% de los casos las víctimas son mujeres, por lo tanto estamos frente a una nueva forma de violencia de género. Esto sucede porque los hombres suelen ver a la mujer como un objeto de su propiedad y cuando la pareja se “libera”, es decir, termina la relación, esta deberá pagar caro la osadía, ya que sólo ellos la pueden desechar, y no al revés. De hecho lo que busca un agresor de este tipo es demostrar el poder que tuvo y tiene sobre la mujer y su cuerpo. Algunos psicólogos dicen que estas conductas se clasifican en dos tipos de personalidades: la narcisista, que no es capaz de tolerar la negación de algo; y la violenta. Ambos tipos de personalidades son igual de peligrosas porque siempre tienen una justificación legítima para su actuar.

Este tipo de venganza resulta muy efectiva porque las víctimas se ven sujetas a todo tipo de críticas y cuestionamientos. Muchas mujeres se han visto gravemente afectadas, han perdido trabajos, posibilidades de trabajo o de estudios debido a esto, ya que hoy en día con el uso masivo de redes sociales la distribución de este tipo de material resulta sumamente fácil, rápido y efectivo. Tanto que se han llegado a crear páginas web especializadas en la difusión de este material, de hecho Kevin Bollaert, dueño de una de estos sitios, fue detenido y condenado a 18 años de prisión ya que no sólo publicaba las fotografías de las afectadas sino que también los datos personales de estas y además les exigía a las víctimas el pago de USD$300 por el retiro del material; su página llegó a subir más de 10.000 imágenes.

En la mayoría de los países no existe una ley que castigue este tipo de actos. Una de las personas que está llevando adelante una campaña para cambiar la legislación es Chrissy Chambers, una famosa youtuber norteamericana. Ella denuncia haber sido emborrachada por su ex novio británico hasta quedar inconsciente y ser grabada mientras era violaba por él. Ella no tiene recuerdos de lo sucedido, se enteró recién dos años después de ocurridos los hechos gracias a los comentarios que le llegaban a su canal de youtube. Denunció el hecho en Inglaterra pero no tuvo ninguna recepción ya que el delito ocurrió en suelo norteamericano, y en Norteamérica no tuvo mejores resultados ya que el abuso como tal ya prescribió y la difusión de este tipo de material no es considerado como delito en Atlanta.

Gracias a campañas como la de Chrissy Chambers y a la alta presencia mediática que esta teniendo este tipo de denuncias, empresas como Google y twitter están endureciendo sus políticas de recepción de este tipo de material. A partir de esto, se podría decir que se ha logrado un pequeño avance porque hoy en día resulta prácticamente imposible borrar algo en internet. El daño queda de forma prácticamente permanente, y la próxima vez que una víctima de porno venganza busque trabajo, lo más probable es que al momento de ser investigada aparezcan sus fotos. Aunque uno de los puntos más graves a considerar es el juicio moral que va a sufrir, ya que la mayoría de los agresores no sólo suben el material en páginas web dedicadas al porno, sino que las difunden a través de facebook, whatsapp, mail o cualquier medio que les permita hacer el mayor daño posible.

Lo más seguro es que la primera reacción de todos (as) sea decirle o preguntarle a la víctima “por qué fue tan confiada”, “que si tú no te haces respetar el hombre no lo va a hacer”, “tú te lo buscaste”, sin mencionar que frente a la sociedad va a quedar como “la mujer fácil del pueblo”. Pero el punto en estas situaciones no es el hecho de que alguien se saque fotografías desnuda o se deje grabar, sino que una persona se crea con el derecho a divulgar la intimidad de otra persona por doquier como si le perteneciera, recordándole a la vez a la mujer que puede ser libre de disfrutar de su sexualidad mientras permanezca como un objeto deseado pero por ningún motivo debe creer que es dueña de su cuerpo.

Una de las características de esta nueva forma de agresión es la de tratar de devolver a la mujer al lugar que pertenece, avergonzarla frente a los demás y recordarle quien es el que tiene el poder. Por lo tanto, si realmente queremos avanzar, lo que debemos cuidar es nuestra actitud frente a hechos como estos, no son simples anécdotas, sino que en cierta forma nos deberían servir para tomar conciencia de qué tan moderna es la situación de las mujeres hoy en día.

2 Comments

  1. De acuerdo contigo, la actitud es la base primordial para denunciar estos hechos que atentan contra la dignidad de millones de mujeres en el mundo. Las mujeres debemos ser solidarias con nosotras mismas y denunciar, publicitar, hacer incidencia para que estos actos repudiables propicien un clima de indignación. Sensibilización es lo que debemos hacer día a día para que nuestros Estados revisen sus plataformas legales.

    Saludos desde Perú.

  2. Hola soy una chica de México, estoy iniciando una comunidad en contra de la difusión de material intimo en internet, se le esta llamando a este fenómeno pornovenganza,soy victima de esta situación y dado que las autoridades no pudieron ejercer ningún poder legal por que no se encuentra perfectamente definido como delito, es que me decido a hacer esta denuncia social, por lo tanto quisiera su apoyo mi fin es lograr tipificarlo en México. Si comparten el sitio o me regalan like seria muy bueno. Gracias de antemano. https://www.facebook.com/contraDifusiondeMaterialIntimo/

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s