Columnas, Columnas Anteriores, Destacado, Inicio
Dejar un comentario

Predominio y naturalización del lenguaje sexista

por Romina Poblete Rodríguez

El lenguaje verbal y escrito, constituye el principal medio por el cual nos comunicamos -independiente de que existan otras formas, me referiré a estos-. Por lo mismo, han de notar todas y todos que siempre, en medios como los textos académicos, libros, artículos, conversaciones, noticias, etc., el lenguaje utilizado generaliza y reduce la figura de la mujer al dominio del género masculino.

Ejemplos de estos son “niños”, “todos”, “nosotros” y muchos más, los cuales son utilizados para incluir a hombres y mujeres cuando se habla en plural de ambos en el mismo tiempo y lugar. Pero, ¿por qué debe ser el género masculino el generalizador en nuestro lenguaje de la palabra que incluya a los dos sexos, y no el femenino? En este sentido, la única respuesta que encuentro es el patriarcado, el cual históricamente ha dominado las diferentes esferas de la sociedad, incluyendo la comunicación..

 La poca capacidad crítica con el sexismo –en todas sus expresiones- de las personas debemos atribuirla a una educación e institución escolar que contribuye a esa reproducción patriarcal del orden de las cosas. Debemos cuestionarnos el sistema educacional que se plantea en nuestro país, y en qué medida éste está trabajando y construyendo el espíritu crítico, la reflexividad y el pensamiento de las personas.

Hoy, el levantamiento de la lucha de las mujeres por sus derechos y reivindicación en las múltiples dimensiones de la sociedad y de la vida cotidiana, constituyen un avance por incluir palabras que hagan referencias tanto a hombres como a mujeres de igual manera, hablando ahora de “niños y niñas” “todos y todas”, etc. O usando genéricos. Sin embargo, esta situación no se presenta en el vocabulario de todos y todas, el dominio del patriarcado sobre el lenguaje sigue reproduciéndose en nuestra cotidianeidad, en la educación, en la clase política, ¿por qué sucede esto? Se podría pensar que es la facilidad, la poca toma de conciencia y escasa capacidad de vincular el lenguaje con la emancipación de la mujer de la subordinación a lo masculino.

Así mismo, el que resulte más fácil y menos largo el no incluir al sexo femenino en el vocabulario, denota la incapacidad de tomar conciencia crítica, lo que en el fondo constituye una desigualdad. Pero, tampoco se puede afirmar con toda veracidad de que la culpa sea completamente de quienes utilizan un lenguaje sexista, ya que es algo que ha sido transmitido de generación en generación y naturalizado por el mundo y sus instituciones, sobre todo por la educación.

La poca capacidad crítica con el sexismo –en todas sus expresiones- de las personas debemos atribuirla a una educación e institución escolar que contribuye a esa reproducción patriarcal del orden de las cosas. Debemos cuestionarnos el sistema educacional que se plantea en nuestro país, y en qué medida éste está trabajando y construyendo el espíritu crítico, la reflexividad y el pensamiento de las personas.

Por otro lado, en algún momento hago alusión a la clase política como reproductora inconsecuente de este lenguaje, ante esto, quiero recalcar la importancia que los personajes públicos (políticxs, famosxs, artistas, etc.) juegan como ejemplos de generaciones. Por esto, es que esos personajes pueden influir en la práctica, costumbre y reproducción de un lenguaje no sexista.

Finalmente, se debe admitir que si bien, transformar nuestro lenguaje patriarcal no va a cambiar todas las formas de dominación masculina, es importante entender que al hacerlo, estamos siendo conscientes y reconociendo que también existe lo femenino en la dimensión lingüística, por ejemplo no sólo presente en su figura de mujer como personaje parte de un cuento, una novela o un poema, sino como parte constructora de estos en sus oraciones, palabras y vocabulario.

Créditos imagen: Pixabay.com

Romina Poblete Rodríguez: Activista de Derechos Humanos. Militante de las Juventudes Comunistas de Chile.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s